RETRODEZCAN

Este imperativo es del todo incorrecto pero me resulta más contundente que el original RETROCEDAN. Por lo tanto, si la Real Academia de la Lengua Española me lo permite, desde hoy en adelante haré uso exclusivo de él.
Con RETRODEZCAN pretendo dar a conocer parte de mi obra pictórica, escultórica, fotográfica y, en menor proporción, literaria y, a la vez, mantener una corriente de opinión sobre los acontecimientos de naturaleza artística de hoy día.
Espero que tomeis la sabia decisión de manteneros a una distancia prudencial de mis opiniones aquí vertidas que no siempre tienen por que ser del agrado de la mayoría; ¿o, sí?

lunes, 21 de mayo de 2018

GENERACIÓN FEMENINA AÑOS 70

Excepto algunas, las chicas en general, -a las del Puerto de la Cruz me refiero,- no estuvieron del todo ajenas a aquel movimiento beat desatado allá por años 50 y posteriormente, -tal y como he venido afirmando en mi crónica anterior (GENERACIÓN 70)- refrendado por las manifestaciones juveniles de Mayo 68 francés cuyos ecos llegarían a España de la manera que ya me he explicado en el texto de ayer. 



El turismo  de entonces en el Puerto de la Cruz tuvo también una influencia directa en el modo y la forma en que la población iría aceptando un nuevo estilo de vivir, de vestir y, sobre todo, de pensar que paulatinamente también acabaría contagiando a un cierto sector de la juventud portuense, muy interesada por todo el proceso que se estaba llevando acabo de un cambio social y el rechazo a unos valores decimonónicos cuya influencia todavía pervivía y que devino marcada por el aparato de la Iglesia y la dictadura militar.

Algunas de aquellas jovencitas, excepto las que por desgracia hayan ya fallecido, podrán reconocerse entre el puñado de retratos femeninos que también hoy ilustran esta crónica como anticipo de un reconocido homenaje por mi parte hacia todas ellas por el desinteresado favor que para mí supuso en su día colocarse frente al objetivo de mí ya también vieja cámara.

domingo, 20 de mayo de 2018

sábado, 19 de mayo de 2018

MI GENERACIÓN



Nuestra generación, entre otras muchas cosas, se distinguió sobre todo por lucir cabellos largos o si lo prefieren, melenas. En realidad consistía en un acto de estética juvenil casi espontáneo heredado de los distintos postulados de la llamada generación beat americana de finales de los años cincuenta y que años más tarde se fundirían con las corrientes reivindicativas del llamado Mayo del 68 francés  que también empezaban a proliferar entre la juventud española a pesar de la soterrada represión en tal sentido por parte del todavía régimen franquista. 

Aunque no toda la población juvenil de la época tuvo en cuenta el espíritu del fenómeno cultural que significó el rechazo a los valores clásicos de la sociedad americana y sí al derecho de libertad sexual y al uso de las drogas auspiciadas por la intensa producción literaria de Allen Ginsberg, Jack Kerouac y Willians S. Burroughs, muchos de aquellos jóvenes sólo se quedaron con la estética que posteriormente se concretaría, gracias a la influencia y al legado literario de aquellos autores, en el movimiento contracultural hippie.

La juventud del Puerto de la Cruz no fue ajena del todo a la dimensión adquirida por aquel movimiento contracultural. Aunque no toda ella adoptó tal filosofía de vida, sin embargo sí que compartió lo que de estética representaba aquel movimiento en cuanto a música, forma de vestir y, sobre todo, al lucimiento de un cabello largo que entonces no estaba bien visto por las autoridades franquistas, en especial por la Guardia Civil que no se fiaba ni un pelo de aquellos “melenudos” de los que hoy muestro los retratos de diez de ellos que he tomado como ejemplo, aunque conservo muchos más; y todos del Puerto de la Cruz y que por su total desinhibición cito por orden alfabético de izquierda a derecha y de arriba a abajo: Defrosterus, Diego Encinoso, Francis, Jesús Baixas, Joaquín, Marcos Bello, Mario Torres, Pepe Reyes, Rafa, Tino.

viernes, 18 de mayo de 2018

AHORA, PABLO CASADO

En este momento me sería imposible precisar cuántos sacrificios llegó a costarme el acabar las dos carreras que figuran hoy en mi curriculum y que llevé a cabo mientras aún trabajaba en el Ayuntamiento de Mollet del Vallés y a las que nunca dejé de asistir a clase a pesar de la distancia que me separaba de las dos facultades en las que me había matriculado en distintos periodos de mi vida aún laboral. Primero en la de Historia del Arte y, algo más tarde, en la de Bellas Artes. En la segunda de ellas, sólo pude beneficiarme económicamente, en calidad de jubilado, un curso.

Luego llegaría el ministro WERT y los jubilados como yo ya no podrían estudiar gratis. Aun así hice lo imposible, económicamente hablando, para acabar con notable éxito el Grado en Bellas Artes.

Por tal motivo me sorprende enormemente que el Sr. Casado, sólo en tres meses, hubiera podido conseguir la Licenciatura o Grado en Derecho. Quizá se deba a que posea una mente tan privilegiada y un coeficiente de inteligencia tan superior a los miembros de otros partidos políticos, sobre todo de izquierdas, que éstos no se encuentren todavía a la altura de sus increíbles facultades mentales y por cuya razón   aún se vean abocados a continuar ocupando la sempiterna oposición y lamentándose amargamente de sus fracasos universitarios y políticos. 

El PP siempre ha querido demostrar que todos y cada uno de sus distintos candidatos a determinados puestos de responsabilidad política o carteras ministeriales se encuentran respaldados por un sólido soporte universitario fuera de toda duda. Sin embargo y tal como se ha venido demostrando, eso no ha sido siempre así; de modo que la prensa ha empezado a descubrir distintos amaños que demuestran la implicación directa de la URJC en favor de militantes como Cristina Cifuentes y, ahora, Pablo Casado, joven prometedor y supuesto candidato a ocupar la Presidencia de la Comunidad de Madrid si el tiempo no lo impide y la autoridad lo permite.

Lo que ya no se puede admitir es que en una sociedad fundamentalmente y ya sin remedio capitalista, los partidos de izquierda, incluido PODEMOS, se vean todavía obligados a tener que hacer voto de pobreza y renunciar así a una vivienda digna como la enmarcada en un proyecto familiar, a largo plazo hipotecado, y del que espero salgan airosos en beneficio de la felicidad de una pareja joven, prometedora y trabajadora.

MOMO

No me gustaría dejar pasar tanto el tiempo sin rendirle un sincero homenaje a un gran amigo mío y de muchos otros portuenses que seguramente hoy en día le sigan recordando como se merece en virtud de sus humanas cualidades y que, desgraciadamente, perdería la vida aún muy joven, cuando todo el mundo creía aún en su recuperación.

En aquel entonces todos estuvimos inmersos en una agitación social, política y económica que a muchos les pillaría por sorpresa, totalmente desprevenidos, y de los que algunos no pudieron zafarse a tiempo dada la peligrosa proliferación de ciertas substancias introducidas entonces en el Puerto de a Cruz, aprovechando no sólo la inocencia de muchos jóvenes sino, además, una clandestinidad difícil de detectar debido a la escasa infraestructura en ese tipo de delincuencia contra la salud pública.

A pesar de haber trabajado juntos, me resulta lamentable no haber podido saber nunca su verdadero nombre aunque yo siempre le conocí por MOMO y para mí era más que suficiente. Le fotografié todas las veces que pude y él se sintió siempre muy agradecido por las copias que en su día le regalé a cambio de que me prestara su imagen para un buen retrato.



Le recordaré vestido de militar, bajo el uniforme de Infante de Marina, degustando un zumo en la plaza del Charco antes de tomar el último autobús que partía desde el muelle del Puerto de la Cruz hasta Santa Cruz y que le depositaría definitivamente en su cuartel. No sé si aquella fue la última foto que le tomé entonces pero sí puedo asegurar que fue la única en la que le fotografié en compañía de su simpática, bella y única compañera, entonces enfermera y de la que lamento no recordar tampoco su nombre pero de la que estoy seguro se sentirá emocionada al saber que muchos aún le tenemos en nuestra memoria y en el corazón además de en imágenes como las que en su honor hoy muestro en esta crónica. 

jueves, 17 de mayo de 2018

LA OJE en el Puerto de la Cruz

Hoy, a través de la información facilitada por mi gran amigo Mario Torres, puedo abundar en los detalles que rodean las circunstancias del falansterio en el que fue convertido aquel gran espacio que también albergaba a la OJE en el piso superior y por cuyo nombre se conocía al edificio en cuestión.

Según Mario, a la derecha de la entrada se encontraba el popular bar de Manuel “El Rolón” cuyos dulces, en particular los de moka y chocolate, expuestos en sus vitrinitas procedían de la Esquina Redonda y que en ocasiones y al descuido solían sisar sin remordimiento alguno. A la izquierda de la entrada y siempre a tenor del relato de mi buen amigo se encontraba la carpintería del padre de Ángelo, de apellido Barroso, y que según testimonios fidedignos, también hacía trabajos para el Ayuntamiento de entonces. El tallercito de reparación de calzado ubicado en el patio correspondía al Espolín quién con su familia y algunas otras fueron repartidas a raíz del incendio del Parque de San Francisco entre la OJE y los empaquetados de YEOWARD, hoy actual Ayuntamiento.



Para tener acceso a las dependencias de la OJE y disfrutar de sus instalaciones además de poder jugar al ping-pong o a básquet, resultaba necesario disponer del carnet que acreditara tu pertenencia a la organización a pesar de que algo más tarde muchos de sus afiliados acabaran formando parte de las filas del PSOE, partido que terminaría ganando las primeras elecciones democráticas en el Puerto de la Cruz con el joven Paco Afonso como alcalde al frente del Ayuntamiento de la ciudad y cuyas fotos pueden apreciarse como testimonio documental en este misma crónica.



Entre otros, celebran el triunfo el propio Paco Afonso y Celestino Padrón.


PUIGDEMONT & TORRAS (Tanto monta, monta tanto)


Establecer una comparación psicológica entre PUIGDEMONT Y TORRA para tratar de saber quién parece más xenófobo e independentista de los dos resulta, a ojos vista, la mar de fácil, habida cuenta de lo que, sobre todo, uno y otro han venido ocultando en materia de política social para Cataluña tras la columna de humo levantada aquel 1º de Octubre y que todavía hoy significa la aspiración a una república independentista para una gran parte de los catalanes. El resultado de tal comparación psicológica entre ambos resulta ser de igual dimensión, peligrosidad y agresividad como la que han venido protagonizando desde que ese alto porcentaje de la población creyó a pies juntillas en los engañosos postulados que pusieron fin a muchos años de convivencia pacífica entre “charnegos” y catalanes.




Por lo tanto, y pese a la férrea oposición de la CUP en materia de política social que no de independentismo republicano (téngase en cuenta) y pese también a que el Gobierno de Rajoy admite a priori que, por lo menos en apariencia, TORRA reúne las condiciones de candidato limpio a la presidencia de la Generalitat, sólo cabrá dar el visto bueno a la investidura lograda ayer en el Parlament de Catalunya.

Cuan crueles pudiéramos ser los humoristas políticos con un TORRA que se permite tanta sandeces escritas en los distintos medios de comunicación que todo lo soportan. Un TORRA supremacista que llega a considerarse a sí mismo, por su condición de catalán, superior al resto de la heterogénea demografía del país, incluyendo a los “charnegos” afincados aún y por mucho tiempo en su CATALUÑA. Como gobierno bicéfalo que parece ser para la Generalitat el que se desprende de esa afinidad de catadura moral de sus respectivos presidentes, sólo me resta aplicar una frase muy española relativa al gobierno de los Reyes Católicos y que tanto hará sangrar al supremacista TORRA: TANTO MONTA MONTA TANTO  (Puigdemont como Torra).

Faltaría por resolver de qué manera la abolición del artículo 155 de la Constitución que pesa todavía hoy sobre Cataluña compromete a esas aspiraciones independentistas que parecen resultar indispensables en el ideario y la hoja de ruta de todas aquellas formaciones e instituciones que no cejan en su empeño de poder alcanzar en un futuro más bien próximo todo aquello que a espaldas de una oposición consolidad han venido prometiendo sólo a una parte de todos los catalanes.


lunes, 14 de mayo de 2018

PUIGDEMONT & TORRA





SIN PALABRAS







QUIM TORRA President de la Generalitat de Catalunya


EL CANDIDATO

Hoy puedo jactarme sin temor a pecar de vanidoso que, siendo canario, hablo, sin embargo, catalán mejor que muchos catalanes castellano aunque también, a partir de ahora, puedo empezar a plantearme el no hacerlo. Es decir, a negarme a hablar en catalán en Cataluña.

Cataluña me ignora, o mejor dicho, pretende ignorar a todos aquellos otros catalanes y castellanos que se vuelven de espaldas al independentismo proclamado oficialmente desde la Generalitat de Catalunya a pesar de contar con una oposición que representa, prácticamente, a la mitad de todos los residentes en Cataluña.

Esta supremacía catalana, -invocada desde Alemania por el cobarde huido que no exiliado en la figura de su último títere con cabeza de chorlito llamado QUIM TORRA y a quién según él nadie leía, y con razón, y que a partir de hoy, si ninguno lo remedia, investirán Presidente-, permanecerá presente no sólo en el seno de la Generalitat sino, además, en el espíritu de todas aquellas instituciones cuyos responsables se encuentran hoy en prisión por haber colaborado estrechamente en su día en la declaración frustrada de una república independiente para Cataluña pero que gracias al artículo 155 de la Constitución española se vio truncada en la medida que todos ya conocemos.


Empiezo a notar que, aunque los dos van estrechamente ligados, los catalanes airean hoy mucho más el concepto de república que el de independencia porque en el fondo saben que esa es la mejor forma de conectar y mantener una cierta empatía con todos aquellos castellanos que sin ser independentistas sí que se sentirían dispuestos a cambiar la monarquía borbónica por una tercera república.

¿Se sentirían satisfechos los catalanes a renunciar para siempre a la independencia de Cataluña en favor de una República española también para siempre?

¿Ampararía una supuesta reforma de la Constitución la abolición de la monarquía en favor de una futura república española  a cambio de que la Generalitat rechace para siempre sus ínfulas independentistas en beneficio de la unidad de España?

En cualquier caso, me siento francamente pesimista con la apertura de la nueva legislatura que, a partir de hoy, empieza para Cataluña. Con una Generalitat presidida por el gran títere TORRA, creado a imagen y semejanza política por ese otro también gran títere, PUIGDEMONT, colocado con calzador por aquellos otros corruptos de Convergencia y Unión que permitirían, -tras la espesa columna de humo que de repente supuso el fenómeno independentista-, ocultar a todos aquellos que como los PUYOL se beneficiaron con sumo descaro del mítico 3% puesto al descubierto por Maragall.